Los dispositivos electrónicos necesitan de energía para funcionar, muchos de ellos, por sus características, no pueden tener acceso a una fuente externa a través de cableado, o necesitan guardar su estado en caso de desconexión. Necesitan las baterías para su correcto funcionamiento.

Tanto para prototipos, mejoras en el diseño que necesiten nuevas especificaciones de baterías, etc., necesitan ingeniería enfocadas en las particularidades del dispositivo, como voltaje, autonomía, tamaño y forma de la batería. La alta especialización en el campo de acumulación de energía hace que podamos realizar proyectos a medida.